web analytics
Blog
2/5
Mi valoración

Contactos Peligrosos

Contactos peligrosos

(Las crónicas de Krinar: vol. 1)

Anna Zaires

La novela se inscribe, según la editorial, en el género de ciencia-ficción. Por esta catalogación llegué a él.

En un futuro cercano, la Tierra está bajo el dominio de una especie alienígena, los krinar, que se presentaron de sopetón y que, entre promesas maravillosas y veladas amenazas se van adueñando de los resortes del planeta. Tienen un aspecto similar al humano, con los que interactúan.

La protagonista, Mia Stalis, es una universitaria en New York, tímida y algo inocente que vive su vida sin mayores sobresaltos.

Un día, en el Central Park, conoce a un extraterrestre que la impresiona tanto por su personalidad como por su aspecto físico, Korum.

La personalidad arrolladora de Korum va, poco a poco, sometiendo a Mia hasta que finalmente la seduce. El acto sexual lo describe la autora con total claridad, no deja ningún resquicio a la imaginación.

Bien, pues se acabo la trama. Son veinticuatro capítulos en los que en todos tenemos una relación sexual entre Mia y Korum, como mínimo, sino dos. Posiblemente, la autora tuviera como libro de cabecera mientras escribía Contactos peligrosos, el Kamasutra.

No hay ninguna otra trama en el libro, salvo los escarceos sexuales de los dos protagonistas. Si bien hay que reseñar que el tal Korum es un acosador, abusador sexual y sicológico. Se adueña totalmente de ella, hasta controlar su libertad, incluso sus horarios. La trata como si fuese su mascota.

Por su lado Mia, se mueve en el terreno del deseo y en el rechazo a un extraterrestre. Sin embargo, su personalidad apocada le hace aceptar todas las exigencia de él, sometiéndose en cuerpo y alma.

Por señalar algo más, hay una subtrama referente a unos «luchadores por la libertad» que intenta utilizarla para cometer un atentado contra los alienígenas y específicamente, contra Korum.

Finalmente, Anna Zaires ha escrito una trilogía sobre los dos personajes. También hay un libro independiente, pero ambientado en este mundo, El informe krinar.

En resumen, una novela… ¿cómo decirlo? ¿erótica? ¡Ojalá! La calificaría de pornográfica (en el sentido sexual y literario de la palabra), revestida de una ligerísima capa de ciencia-ficción. Nada recomendable su lectura. Le doy dos estrellas simplemente porque está bien escrita, una buena prosa. Si la autora hubiese utilizado su buen escribir para otra cosa, tendríamos alguna novela digna de leerse.

PD: Compra en librerías de barrio y si no puedes, utiliza las bibliotecas.

COMPARTE
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario