web analytics
Blog

¿Comerías salmón transgénico?

 

Pues yo sí. Pero vayamos por partes.

La tecnología para producir plantas o animales con el método transgénico tiene ya muchos años. De hecho, el primer tomate producido con esta técnica data de 1981; es decir, cuarenta años sin que existan problemas (retengan esta cifra) en relación a la salud de las personas, otras plantas o animales.

Los principales opositores a que se utilice en la producción de alimentos viene por las organizaciones llamadas ecologistas, cómo Greenpeace o Ecologistas en Acción, entre otros. Su presión sobre la Comisión Europea, junto con la de los Verdes alemanes, ha producido que en Europa solo se puedan cultivar algunos productos, fundamentalmente el maíz, que en España tiene un papel económico muy importante para los agricultores. Sin embargo, si está autorizada la importación de productos transgénicos como el maiz, la soja o el algodón. Hay que señalar que la producción mundial total de algodón en un 82% es transgénico por lo que tu camiseta, querido lector, probablemente tenga este origen. ¡Ah, por cierto! la insulina para los diabéticos es totalmente transgénica. Bueno, y las vacunas que estamos recibiendo tienen «manipulación» génica. La biotecnología trabaja en favor de una mejor calidad de vida de todos.

Existe un trigo transgénico apto para celíacos, desarrollado en la Universidad de Córdoba por investigadores del CSIC. Pero de nuevo, la oposición de los grupos «ecologistas» ante la Comisión Europea, impide su producción. Podremos importarlo, pagarlo más caro, pero no producirlo; la patente se irá fuera.

Una más. El arroz dorado transgénico resuelve las deficiencia de vitamina A fundamental para evitar multiples enfermedades en los niños. En la mayoría de los países del sudeste asiático y muchos de África, el arroz en un alimento básico y mayoritario, pero adolece de vitamina A lo que produce debilidad del sistema inmunitario. Se calcula que cada año mueren medio millón de niños por este motivo. En este caso, la oposición de Greenpeace es muy fuerte, tanto que originó una carta firmada por más de cien premios Nobel calificando su actitud de «crimen contra la humanidad». Finalmente, aunque ha tardado veinte años en aprobarse, Filipinas ha autorizado su comercialización y consumo (el 20% de los niños menores de 5 años sufren esta deficiencia). La patente es libre al igual que la del trigo.

Un debate cara a cara lo podemos leer aquí entre un partidario y una detractora con argumentos a favor y en contra.

Pero volvamos a nuestra salmón. Para conocer más en profundidad como se ha llegado a la comercialización del salmón transgénico, aquí un artículo de Lluis Montoliu, biólogo e investigador del CSIC en el Centro Nacional de Biotecnología. En los próximos días comenzará a comercializarse el salmón en EE.UU. La empresa ha recibido órdenes de compra de 5 toneladas métricas de su salmón del Atlántico modificado genéticamente (GE). La primera cosecha está programada para finales de mayo producida en la piscifactoría de Indiana de la compañía AquaBounty. En un comunicado ha informado que continuará aumentando la producción a su máxima capacidad durante todo el año.

Me apetece probarlo…ya veremos cuando.

 

 

COMPARTE
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario